Incapacidad: que suerte

Incapacidad: que suerte

Llevaba más de un año de baja y la empresa no paraba de llamarme para preguntar cuando me incorporaría.  Me tenían que volver a operar. Esta vez ya con un diagnóstico diferente, tenía una severa infección ósea debido a una bacteria en mi prótesis.  Aún no había pasado...
Un antes y un después

Un antes y un después

Cómo pasa el tiempo, hoy se cumplen 7 años de ese día tan señalado para mí, que marcaría un antes y un después en mi vida, aunque en ese momento aún no fuese consciente. Recuerdo estar trabajando con un dolor insoportable, quedaban pocos días para la tan esperada...

Pin It on Pinterest

Share This