¿QUE ES LA DISCAPACIDAD?

Una persona se considera que tiene una discapacidad cuando padece algún tipo de condición que le limita o impide desarrollar de forma autónoma su vida.

Aunque la realidad, es que en el día a día, es que el termino de discapacidad es útil tan sólo a la hora de dictaminar si una persona es capaz de realizar o continuar desempeñando las actividades de la vida diaria.

En términos generales las discapacidades se dividen en tres tipos: físicas, mentales y sensitivas.

TIPOS DE DISCAPACIDAD:

Aunque en realidad la discapacidad se divide en 6 tipos, en función de a qué afecte a la persona:

  • Discapacidad física

  • Discapacidad sensorial

    • Discapacidad visual

    • Discapacidad auditiva

  • Discapacidad cognitiva

  • Discapacidad psíquica

  • Discapacidad orgánica

  • Discapacidad múltiple

Puedes consultar los diferentes tipos de discapacidad pinchando aquí.

GRADO DE DISCAPACIDAD:

El grado de discapacidad valora, fundamentalmente, cómo influyen las diferentes discapacidades en la autonomía personal de cada persona.

Cuando hablo de autonomía me refiero a todas las facetas de la vida, tanto la más personal (hogar y entorno cercano) como la laboral, la educativa, la comunicativa y, sobre todo, en lo referente a la accesibilidad.

INDICE DE BARTHEL:

Para ello se suele utilizar el  Índice de Barthel, una medida genérica que valora el nivel de independencia de una persona con respecto a la realización de algunas actividades básicas de la vida diaria (AVD), el tiempo que invierte en ellas y de si necesita ayuda.

  • Comer

  • Trasladarse entre la silla y la cama

  • Aseo personal

  • Uso del retrete

  • Bañarse o ducharse

  • Desplazarse (andar en superficie lisa o en silla de ruedas)

  • Subir y bajar escaleras

  • Vestirse y desvestirse

  • Control de heces

  • Control de orina

 

GRADOS DE DISCAPACIDAD:

Hay diferentes grados de discapacidad y estos baremos se miden por grados y clases o porcentajes:
Grado 1 de discapacidad: 0% de discapacidad

La persona es calificada con incapacidad, pero no impide realizar ninguna de las AVD.

La persona sufre daños, tiene síntomas, signos o secuelas, pero no justifican dificultad alguna para realizar las actividades diarias, pero se pueden realizar en su totalidad.

Grado 2 de discapacidad: 1% a 24% de discapacidad

La persona es calificada con una discapacidad leve.

La persona sufre daños, tiene síntomas, signos o secuelas, y se demuestra que existe alguna dificultad para realizar las actividades diarias, pero se pueden realizar en su totalidad.

Grado 3 de discapacidad: 25% a 49% de discapacidad

Ocurre cuando la persona sufre daños, tiene síntomas, signos o secuelas que causan una importante disminución o imposibilidad de la capacidad de la persona para la realización de las actividades diarias.

Pero la persona es independiente en las actividades de autocuidado.

Grado 4 de discapacidad: 50% a 70% de discapacidad

La persona es calificada con una discapacidad grave.

Cuando la discapacidad es grave la persona sufre daños, tiene síntomas, signos o secuelas que causan una importante disminución o imposibilidad de la capacidad de la persona para la realización de las actividades diarias.

En este caso, puede estar afectada alguna de las actividades diarias de autocuidado.

Grado 5 de discapacidad: 75% a 100% de discapacidad

La persona es calificada con una discapacidad muy grave.

Cuando la discapacidad es muy grave: la persona sufre daños, tiene síntomas, signos o secuelas que impiden e imposibilitan las realización de las actividades diarias.

BAREMO DE MOVILIDAD REDUCIDA:

El baremo de movilidad es la puntuación, que evalúa el grado de capacidad motriz de una persona con discapacidad.

Puedes consultar cómo se evalúa, y los beneficios pinchando aquí.

Puedes seguirnos a través de:

Pin It on Pinterest

Share This