El aumento de la esperanza de vida en las últimas décadas ha provocado un incremento notable de personas mayores, las cuales, requieren más cuidados. 

En España, a pesar de que los porcentajes de familias que atienden a sus mayores va descendiendo, sigue siendo común que la propia familia sea la que se encargue del cuidado de la persona dependiente, tanto si es por la edad, causado por una enfermedad o incapacidad.

Hace poco os hablaba de la importancia de que un cuidador sea también cuidado, para no caer en el síndrome del cuidador. Ya que el cuidador tiende a preocuparse de la persona a su cargo y suele descuidar su vida, poniéndola en un segundo plano. 

Cuidar a un familiar conlleva un aumento de trabajo y saber afrontarlo supone entender que el responsable del cuidado es el cuidador y que en la medida que atienda sus propias necesidades pondré ofrecer atención con la mejor actitud.

Por lo que el cuidador debe sentirse bien para poder transmitir esa sensación a la persona cuidada. 

Normalmente los programas de respiro para familias se ofrecen a través de los ayuntamientos de las ciudades y pueblos o los Servicios Sociales de la CCAA.

El objetivo es permitir los cuidadores contar con un apoyo bien durante períodos de tiempo relativamente largos como pueden ser las vacaciones o períodos más cortos, caso de los servicios de respiro para el fin de semana o períodos puntuales surgidos de alguna necesidad especifica, como puede ser la enfermedad del cuidador.

VENTAJAS DEL SERVICIO:

La familia que durante el año se encarga de su familiar dependiente acumula cansancio físico y psicológico, el cual puede corregirse mediante momentos de descanso, de ocio, de tiempo libre…

El rol de cuidador debe sustituirse. Y retomar de nuevo las relaciones sociales, las relaciones de pareja. Es importante volver a liberarse del constante cuidado y volver de atender facetas de la vida que en el día a día se desplazan, se aparcan o incluso se olvidan.

TIPOS

Cada ayuntamiento, diputación o CCAA establece sus propias peculiaridades.

Sabemos que se trata de un servicio puntual que será desarrollado en varias modalidades:

  • Apoyo por horas. Por lo general los cuidadores-profesionales acudirán al domicilio por un tiempo determinado y de breve duración.

  • Las estancias por días.

    • Estancias cortas (hasta 3 días de cuidados)

    • Estancias medias (de 4 a 7 días de cuidados)

    • Estancias largas (en determinadas regiones estas estancias largas están limitadas a 15 días).

  • Fines de semana:Determinados ayuntamientos ofrecen este servicio destinado a los fines de semana.

Otros criterios de clasificación serian:

  • Estancias en residencia y

  • Estancias en recursos comunitarios.

    • Con apoyo generalizado y sin apoyo

    • Puntual por horas y puntual compartido.

A QUIEN VA DIRIGIDO:

En un principio estos programas fueron pensados para apoyar a la familia con un enfermo discapacitado, pero la demanda ha hecho que se extienda a familias con mayores a su cargo.

Las familias deben ponerse en contacto con el ayuntamiento de su localidad para conocer los requisitos necesarios para poder disfrutar de este servicio.

A menudo la familia del mayor debe atender necesidades puntuales que hayan surgido como problemas de salud, accidentes, mudanzas o necesidad de realizar obras en casa…

REQUISITOS:

Existen muchas particularidades dependiendo de la CCAA donde se resida.

Los requisitos y el coste de este servicio se gestiona a través de los servicios sociales del Ayuntamiento en la mayoría de los casos y en la Diputación Provincial en los menos.

No suelen existir plazos determinados para la solicitud de este servicio.

En todo caso necesitaremos una solicitud (habrá un modelo oficial) que tendremos que rellenar y entregar junto con otros documentos como pueden ser:

  • Fotocopia del DNI tanto de la persona afectada como de los miembros de la unidad familiar en la que se integra.

  • Informe médico.

  • Fotocopia de Declaración de la renta de los miembros de la unidad familiar.

  • Certificación del grado de minusvalía

  • Certificado de ingresos/pensiones

  • Autorización bancaria

SERVICIOS

  • Apoyo personal: sobre todo en las tareas diarias. Se presta especial atención a la manutención y a las comidas especiales que debe recibir el anciano por problemas de salud.

  • Acompañamiento

  • Terapia ocupacional: estimulación física, mental y cognitiva

  • servicios de rehabilitación

  • Atención a la salud

No hay que olvidar que se trata de un servicio puntual que no podrán solicitar las personas que ya están siendo atendidas en una residencia, o en un piso tutelado o cuando existan redes de apoyo natural en torno a la familia.

Puedes seguirnos a través de:

Pin It on Pinterest

Share This