El síndrome de Sjögren es una enfermedad reumática inflamatoria crónica de causa desconocida, caracterizada por producir sequedad en los ojos y en la boca debidas a una disminución de la secreción de las glándulas lagrimales y salivales.

Afecta aproximadamente al 3% de la población, en su mayoría mujeres de mediana edad, aunque puede aparecer a cualquier edad.

La enfermedad afecta de manera predominante a mujeres después de la menopausia, con una tasa de incidencia de 5 casos por 100.000 habitantes, por tanto, se trata de una enfermedad frecuente.

Existen dos formas de síndrome de Sjögren: 

  • Primario si no se asocia a otra enfermedad autoinmune

  • Secundario, si aparece junto otra enfermedad autoinmune como artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, eslerodermia o cirrosis biliar primaria.

CAUSA:

La causa del síndrome de Sjögren se desconoce. Se sospecha que intervienen factores genéticos dado que no es infrecuente que haya varios casos en una misma familia, y es probable que el desencadenante de la enfermedad sea una infección virica.

Las células del sistema inmune llamadas linfocitos invaden y destruyen las glándulas de secreción externa, que se localizan en los ojos (glándulas lagrimales), en la boca (glándulas salivales), en la vagina, en la piel, en el intestino y en los bronquios. 

Su destrucción progresiva origina la disminución de las lágrimas, de la saliva y de las secrecionesvaginales, intestinales, bronquiales y del sudor, provocando la sequedad que sienten los pacientes afectados por la enfermedad.

También pueden afectarse otros órganos o sistemas, como los riñones, los pulmones, el aparato circulatorio o el sistema nervioso, por lo que se dice que es una enfermedad sistémica.

La mayoría de las personas con síndrome de Sjögren son mujeres. Por lo general, comienza después de los 40 años, a veces vinculado a otras enfermedades como la artritis reumatoide y el lupus.

SÍNTOMAS:

Boca seca y caries: la destrucción en mayor o menor grado de las glándulas salivales causa la disminución de la saliva.

El paciente tiene la boca seca y dificultad para masticar y tragar los alimentos sólidos. Necesita beber agua durante las co- midas con mucha frecuencia. Puede notar una disminución del gusto.

La saliva es muy importante para man- tener sanos los dientes, ya que elimina numerosas bacterias y mantiene limpia la boca.

La falta de saliva hace que la higiene de la boca sea defectuosa, lo que favorece la aparición de caries.

Ojos secos: la inflamación de las glándulas lagrimales disminuye la secreción de lágrimas.

Los pacientes tienen sensación de arenilla en los ojos, abundantes legañas matutinas y, con frecuencia, los ojos enrojecidos. L

os ojos se hacen más sensibles a la luz hasta el punto de no tolerar la exposición al sol. En pacientes con síndrome de Sjögren grave pueden producirse úlceras en la córnea, que a veces son muy dolorosas.

DIAGNÓSTICO:

Los pacientes pueden tener dolor en las articulaciones, generalmente las de las manos, y en ocasiones inflamación.

El cansancio es un síntoma frecuente y molesto, como en otras enfermedades reumáticas.

En las mujeres, el mal funcionamiento de las glándulas de la vagina hace que las paredes vaginales estén secas y es frecuente que las pacientes con síndrome de Sjögren tengan dolor durante las relaciones sexuales.

Se puede afectar cualquier parte del organismo, incluyendo el intestino, los bronquios, los pulmones, la glándula tiroides, la piel, los músculos, los riñones o el sistema nervioso. 

Algunos pacientes tendrán estreñimiento por la sequedad intestinal o catarros frecuentes por la disminución de la secreción bronquial.

Pin It on Pinterest

Share This