Hoy en día, quien más y quién menos pasamos muchas horas delante de las pantallas desde edades muy tempranas hasta edades bastante avanzadas.

Y es que, ya sea a través de un ordenador, la televisión, un smartphone o una tablet, el uso de pantallas digitales se han convertido en imprescindible para nosotros.

No sólo las utilizamos para el trabajo, en los teléfonos vemos nuestro correo, hacemos pedidos de Amazon, vemos series de televisión en las tablet.

Entretenemos a nuestros hijos viendo dibujos animados desde ellas o acercamos a nuestros mayores a sus nietos a través de videollamadas.

Tenemos presentes las pantallas en nuestra vida a cualquier hora y como consecuencia nuestros ojos reciben gran cantidad de luz azul de ellas.

Pero para poder protegernos de algo que nos puede perjudicar es necesario tener conocimiento de ello, por lo que te explicare que es eso de la luz azul y como nos puede perjudicar.

¿QUÉ ES LA LUZ AZÚL?

La luz azul es parte de la luz visible, la región del espectro electromagnético que el ojo humano es capaz de percibir. 

Ésta luz la emiten tanto fuentes naturales como el sol y, com fuentes artificiales, como son los dispositivos electrónicos. 

Pero la luz azul que emiten los dispositivos digitales como teléfonos, televisiones o tabletas contienen un porcentaje mucho mayor de luz azul que otras fuentes naturales.

Hay que tener en cuenta que la luz azul natural juega un papel positivo en nustro correcto ritmo del ciclo del sueño y vigilia natural.

Sin olvidar que aumenta el ánimo, la atención, estimula la memoria y la función cognitiva.

En cambio la sobreexposición a luz azul artificial emitida por fuentes de luz digitales es considerada un riesgo para la salud visual.

Así que es conveniente que tomemos las  precauciones adecuadas para proteger la vista si usamos de forma prolongada las pantallas digitales.

La luz azul y sus efectos

¿CUALES SON LOS RIESGOS ASOCIADOS A LA EXPOSICIÓN DE LA LUZ AZÚL?

Como he comentado antes, el uso de dispositivos digitales que emiten luz azul se ha multiplicado en los últimos años.

Miramos constantemente el móvil o el ordenador, y cuando dejamos de hacerlo es que lo hemos cambiado por la televisión o una tableta… lo que puede acabar siendo perjudicial para nuestros ojos.

Una exposición prolongada a fuentes de luz LED puede desarrollar fatiga y estrés visual, puede alterar los ritmos del sueño o incluso, conllevar a enfermedades oculares de mayor gravedad como la degeneración macular.

  • Incremento de la fatiga visual

  • A mayor exposición, mayor esfuerzo del ojo para enfocar. Por eso, un aumento en la exposición a este tipo de luz pueden aparecer dolores de cabeza, ojos enrojecidos, sequedad y cansancio ocular.

  • Alteración del ritmo circadiano, que regulan los cambios en las características físicas y mentales que ocurren en el transcurso de un día.

  • A aumentar la exposición a la luz azul emitida por pantallas digitales provocamos una reducción de la melatonina, que es la hormona encargada del iniciar el proceso del sueño. En consecuencia nuestro organismo se desvela.

  • Riesgo de Degeneración maculardestruyendo la visión central y aguda, lo cual dificulta la lectura y la visualización de detalles finos. 

¿CÓMO PODEMOS PROTEGER NUESTROS OJOS DE LA EXPOSICIÓN DE LA LUZ AZUL?

Podemos proteger nuestros ojos frente a la exposición de luz azul usando gafas con lentes equipadas con filtro para la luz azul.

También existen pantallas protectoras para nuestro diferentes dispositivos.

Y por suerte las grandes firmas tecnológicas son mas conscientes de la larga exposición de la población frente a sus productos, danto la opción, por ejemplo en Apple,  de poder activar en sus dispositivos  la opción Night Shift, y eliminando asi la lux azul.

¿QUÉ VENTAJAS APORTAN LAS LENTES CON FILTRO AZÚL?

  • Protección: Reducen la cantidad de luz azul que llega a tus ojos. 

  • Están adaptadas a tu graduación: El filtro de luz azul puede aplicarse a lentes de cualquier graduación, o incluso ninguna.

¿NECESITAS LAS LENTES CON PROTECCIÓN FRENTE A LA LUZ AZUL?

Desde que llegó el Covid a nuestara vidas, el teletrabajo, el curso y las tareas online ocupan una parte cada vez más importante de nuestro tiempo.

Por lo que las gafas con filtro de luz azul son muy recomendables independientemente de la edad del usuario.

Su uso está especialmente indicado para trabajadores de oficina, estudiantes o personas cuya exposición a pantallas digitales sea prolongada.

Para quien se recomiedan:

  • Dedican gran parte del día trabajando frente a una pantalla digital

  • Usan dispositivos digitales (móviles, tablets, tv…) un gran número de horas al día

  • Estudian frente al ordenador o cualquier tipo de pantallas

  • Disfrutan de mucho tiempo jugando a videojuegos y consolas

  • Emplean varias horas viendo la televisión

No olvides que los niños también pasan muchas horas frente dispositivos electrónicos.

Además, el uso de pantallas digitales empieza cada vez a una edad más temprana, con lo que deberemos proteger sus ojos frente a la luz azul para evitarles problemas visuales en el futuro.

Recuerda que se acumulará la exposición a medida que crezcan, y con los años su exposición habrá sido mayor, por lo que es muy recomendable iniciar su protección desde pequeños.

Puedes seguirnos a través de:

Pin It on Pinterest

Share This