El otro día os hablaba de lo que significa tener baja visión, pero ¿qué pasa cuando nuestro bebé nace con baja visión? ¿qué podemos hacer para ayudarle?

Hay muchas enfermedades o discapacidades que pueden hacer que nuestro bebé tenga baja visión. Para ellos es importante observar su reacción a los diferentes estímulos, tanto sonoros, como visuales como motores.

En el caso de que detectemos que nuestro bebé tiene algun problema en la vista, lo primero que hay que hacer es llevarlo al pediatra, y éste os derivará a un especialista en el caso de verlo conveniente.

Seguramente os indique que hagais ejercicios de estimulación visual. Dicha técnica es específica para cada caso, por lo cual serán ejercicios individualizados según las necesidades y la edad del niño.

La finalidad de cualquier programa de estimulación visual es fomentar y alcanzar el mayor grado de autonomía personal posible a través del uso de la visión, aunque necesite de otros sentidos en el futuro para ello.

 

Cuando existe un déficit visual, y éste es grave, afecta considerablemente en el proceso normal del desarrollo del niño. Ya que no puede ir recogiendo información a través del sentido de la vista de forma inmediata. 

Por eso es muy importante detectarlo cuanto antes y estimularlo desde el primer momento. Y considerarlo como vidente, y motivarlo para que use la vista y no la vaya dejando de lado sirviéndose unicamente de los otros sentidos. 

Es importante el apoyo de gafas o lupas adecuadas a su necesidad y que las use correctamente.

Pero hay que recordar que estos instrumentos favorecen unicamente a la visión que ya se posee, es decir, que no pueden devolver una visión normal, si ésta no se posee.

 Algunos de los ejercicios que puedes ir practicando en casa es:

  • Coger su juguete favorito y desplazarlo de izquierda a derecha y de arriba a abajo para que lo siga con la vista.

  • Los bebés adoran los peluches, por lo que es bueno estimularlo con los colores de éste y que vaya detenctando las formas, indicandole la cabeza, orejas, patitas… mientas que lo mira y lo toca, para que tenga una mayor percepción de su entorno.

  • Buscar algún libro con ilustraciones que le llamen la atención, e ir explicándole que objetos salen en él, para irle motivando.

  • Tener en cuenta que el papel blanco con tienta negra será mas facil de reconocer.

  • Aprovechar los bloques de madera con diferentes formas y que vaya identificando las diferentes dormas: árbol, perro, casa, coche…

  • Dibujar junto a tu bebé, no hace falta que seas un artista, pero es bueno, para que tu hijo vaya identificando formas y se esfuerce para seguir el trazado del lápiz. 

Conforme vaya creciendo el especialista y su puediatra te irán indicando unas pautas a seguir para seguir estimulando a tu hijo.

Te indicarán ejercicios que se vayan adaptando a las necesidades y edad de tu hijo.

Pero recordad, es muy importante mantenerlo motivado, y escuchar las recomendaciones de su pediatra.

Pin It on Pinterest

Share This